Red Blend: ¿qué hay dentro de estas botellas?

Este nuevo estilo de vinos de corte está en alza en el mercado local. Si bien podrían ser llamados tintos de corte, los cierto es que bajo esta identidad foránea la industria delineó una nueva expresión de tintos que vale la pena descubrir. 

Mucho se habla del gran potencial de los vinos argentinos de corte. Y no son elogios dichos al pasar sino que realmente Argentina tiene mucho para ofrecer además de Malbec. Ante esto son varias las bodegas que comenzaron a hacer la tarea. Y no se trata de un desafío fácil de asumir ya que en el mundo nos conocen básicamente por nuestro varietal emblema. 

Ante esto las bodegas comenzaron a buscar la forma de entrar a las góndolas internacionales con sus vinos de corte y para esto acudieron a un termino fácil de entender: Red Blend. 

El término despertó curiosidad en los consumidores empujando las ventas de estos cortes que se presentaban como algo novedoso. Y el que cayó en la tentación en ningún momento se pudo sentir defraudado. Si bien hablar de blend es referirse a un vino de corte, estos que debutaron en la góndola durante los últimos años llegaron con estilo propio e innovador. No son los típicos cortes y muchos menos buscan el carácter solemne de los assamblages clásicos. Sino que bajo la etiqueta de un Red Blend el consumidor siempre encuentra un vino moderno, vivaz y con propuestas estilísticas variadas. 

En el mercado ya hay una veintena de etiquetas que nutren este nuevo segmento, a continuación te contamos cuáles tenés que probar. 

Imago Red Blend (2014, $65) Esta etiqueta es uno de los últimos lanzamientos de Trapiche y ya se convirtió en un vino muy demandado por quienes beben vino a diario. Tras una estética modernosa la gran bodega mendocina presenta un vino de concepción actual y buen sabor. Es un corte Cabernet Sauvignon y Malbec con un dejo dulzón marcado que lo hace versátil al paladar. 

505 Red Blend (2014, $80) Casarena fue de las primeras bodegas en aplicar el concepto Red Blend en sus etiquetas. Hoy todas sus líneas ofrecen un blend bajo esta categoría. El 505 es 50% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon y Merlot 20% y además es el más económico de la bodega. Esto lo convierte en un hit de la góndola. En suculento y fresco, por un lado cumple con el perfil de un vino de consumo cotidiano pero cuenta con un plus de sabor que lo destaca entre los de su segmento. Ideal para tener siempre a mano. 

Los Cardos Red Blend (2014, $95) Doña Paula es otra de las bodegas que se suma a la tendencia de los blends tras años de apostar sólo a los varietales. En este caso lo hace para su línea entry level que ya acumula varios éxitos. La receta es compleja (40% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon, 27% Syrah y 3% Tannat), de aquí que el vino también lo sea. Si bien domina la fruta es para destacar su paladar equilibrado y vibrante. 

Críos Red Blend (2014, $119) Este año Susana Balbo implementó varios cambios en su bodega. En cuanto a los vinos aggiornó la imagen de su línea más reconocida, Críos. Además sumo este blend (60% Malbec, 15% Cabernet Sauvignon, 15% Petit Verdot y 10% Tannat) de perfil moderno y sabroso. Un tinto de buen jugo y expresión ideal para la mesa. 

Funckenhausen Red Blend (2014, $120) Nacido para satisfacer la demanda de estilos de los mercados internacionales, este corte de 50% Malbec, 35% Bonarda y 15% Syrah es una de las curiosidades que se deben tener a mano para reuniones familiares o con amigos. No solo es un tinto vivaz y fácil de beber sino que además llega en botellón de litro, una jugada osada en un mercado que no recuerda con nostalgia esta presentación. Sin embargo el vino se defiende y demuestra que las apariencias pueden engañar. 

La Julia Red Blend (2012, $150) Esta pequeña bodega irrumpió en el mercado durante el último año. Lentamente sus vinos se hicieron un lugar en las góndolas y quien los descubre siempre los recomienda. Elaborados por Fabricio Orlando se ubican entre los vinos que siempre dan un plus. En este blend no sólo mezclan variedades sino también orígenes ya que las uvas son de San Rafael y La Consulta. La formula del blend tiene como protagonista al Merlot que se completa con 30% Cabernet Suavignon y 10% Syrah. Con un paso ligero por barrica logra una expresión frutal nítida y paladar intenso. Una novedad para animarse. 

Finca Sophenia Reserve Red Blend (2012, $180) Esta bodega de Tupungato, Valle de Uco, siempre se especializó en varietales para todas sus líneas. Con el tiempo alcanzaron un amplio catálogo con los tintos como protagonistas. Este año se animaron a los cortes en su líneas ícono, Reserve y Synthesis. Este es una edición limitada que combina 70% Malbec, 15% Cabernet Sauvignon, 10% Merlot y 5% Syrah. Es una figurita difícil de encontrar pero vale la pena el esfuerzo. Es un candidato para el top ten de smart buys de 2015. Resulta fresco y jugoso con buen equilibrio y estilo actual. 

Vaglio Chango Red Blend (2014, $230) José Lovaglio es un joven enólogo que regreso al país para colaborar en la bodega familiar que comanda su madre, Susana Balbo. En paralelo lanzó su proyecto personal, una gama de cuatro vinos tintos que representan una línea de tiempo en cada momento de su vida. Chango, que en la cosecha 2014 es un blend, representa sus años en Cafayate (Salta). Es por esto que mezcla uvas de Altamira, Mendoza, con fruta del noroeste. El corte es 65% Malbec, 20% Tannat y 15% Cabernet Sauvignon. El perfil del vino es moderno y carnoso, fiel a los orígenes de las uvas resulta jugoso con final firme. Un vino para curiosos. 

Terrazas de los Andes Barrel Select Red Blend I (2013, $240) la alta gama también se hace eco de la tendencia. En este caso Terrazas de los Andes la aprovecha para lanzar el primer corte dentro de sus ediciones limitadas Barrel Select. Desde hace unos años la bodega presenta varietales que suelen ser componentes de sus vinos Premium, lo hizo con su Petit Verdot y luego con su Malbec. Ahora presenta un corte que une sus cuatro fincas principales: Malbec de Las Compuertas, Cabernet Sauvignon de Perdriel, Petit Verdot de Vistalba y Merlot del Valle de Uco. El resultado es un vino robusto, de altos decibeles pero de estilo tradicional que sorprende a paladares clásico. 

Teho Tomal Vineyard Red Blend (2011, $560) Alejandro Sejanovich y Jeff Mausbach iniciaron su proyecto con dos focos: la expresión de cada terroir donde obtienen uvas y el carácter de cada cepa. Para esto diseñaron un porfolio de varietales. Sin embargo, ahora suman la búsqueda de la expresión de cada viñedo de acuerdo a las cepas cultivadas. Así nace este tinto que además entra en la categoría field blend ya que esta elaborado con 62% Malbec y 38% Cabernet Sauvignon obtenidos de viñedo de Altamira con más de 75 años. El resultado es un vino expresivo, intenso de matices herbales y balsámicos. Un vino para exigentes y fundamentalistas del terruño. 

Fuente;http://www.espaciovino.com.ar/noticia/Red-Blend-Que-Hay-Dentro-De-Estas-Botellas